jueves, octubre 11, 2007

Valorizarse VS Desvalorizarse





El verdadero valor del anillo


- Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo ganas de hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Como puedo mejorar?. ¿Que puedo hacer para que me valoren más?.


El maestro sin mirarlo le dijo:

- Como lo siento muchacho. No puedo ayudarte, ya que debo resolver primero mi propio problema. Quizás después...
Y haciendo una pausa agregó:
- Si quisieras ayudarme tú a mi, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar


- Encantado maestro, titubeó el joven, sintiendo que de nuevo era desvalorizado y sus necesidades postergadas

Bien, continuó el maestro.- Se quitó un anillo que llevaba en el dedo meñique de la mano izquierda y dandoselo al muchacho añadió:


- Toma el caballo que está ahi fuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible y no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.

El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó al mercado empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes que lo miraban con algo de interés hasta que el joven decia lo que pedía por él. Cuando el muchacho mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le giraban la cara y tán solo un anciano fue lo bastante amabñe como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era demasiado valiosa como para entregarla a cambio de un anillo. Con afán de ayudar, alguien le ofreció una moneda de plata y un recipiente de cobre, pero el joven tenia instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazo la oferta.
Después de ofrecer la joya a todas las personas que se cruzarón con él en el mercado, que fueron más de cien, y batido por su fracaso, montó en su caballo y regresó. Cuantó hubiera deseado el joven tener una moneda de oro para entregársela al maestro y liberarlo de su preocupación, para poder recibir al fin su consejo y ayuda. Entró en la habitación:


- Maestro lo siento. No es posible conseguir lo que me pides. Quizàs hubiera podido conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pudiera engañar a nadie al respecto al verdadero valor del anillo.


- - Eso que has dicho es muy importante, joven amigo. Debemos conocer el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar a tu caballo y ve a ver al joyero. ¿Quien mejor que él puede saberlo?. Dile que desearias vender y anillo y preguntale cuánto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca: no se lo vendas. Vuelve aqui con mi anillo.


El joven volvió a cabalgar El joyero examinó el anillo a la luz del cándil , lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo al chico:


- Dile al mestro, que si lo quiere vender ya mismo, no puedo darle más de cincuenta y ocho monedas de oro por su anillo.


- ¿¿¿Cincuenta y ocho monedas??? Exclamó el chico.

- Si replico el joyero. Yo sé que con tiempo podríamos obtener por el acerca de setenta monedas, pero si la venta es urgente...

El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.


- Siéntate dijo el maestro después de escucharlo- Tu eres como el anillo: una joya, valiosa y única. Y como tal, solo puede evaluarte un verdadero experto. ¿ Por que vas por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?-


Y diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo meñique de su mano izquierda
:: posted by giroaj, 3:45 p. m.

5 Comments:

Sabes que me encantó
esta historia:
es simple, bella,
profunda, sabia...

Y si bien nunca termina
el aprendizaje para ser
un buen tasador,
y no dejar pasar una joya
cuando se la encuentra,
creo que al menos
he aprobado el nivel básico
del curso de avalúos.

De hecho,
formas parte del tesoro.

Abrazos y besotes desde Chile:

olie
Blogger princess olie, at jueves, octubre 11, 2007 4:04:00 p. m.  
Hola Olie,

Qué bien que ya estas de vuelta en la blogesfera, ;)
:D :D :D

Seguimos coincidiendo, :)
Tu tambien formas parte del TESORO !!

Abrazos y besos combinados, ;)
Blogger giroaj, at jueves, octubre 11, 2007 5:37:00 p. m.  
Yo tambien lo creo... ayyy que rico verles otra vez.... uff que hacia falta.
Que mas puedo decirte sobre esto.... para mi todos tenemos momentos y no siempre te sientes el cherry, la crema y nata jajaja a veces tambien te sientes tan pero tan tan tan down, bajo y nos olvidamos que valemos!...
Que rico regalo amigo...
Besos
Blogger Aire, at jueves, octubre 11, 2007 8:02:00 p. m.  
Hola, me gusto mucho la historia, de verdad creo que me va a servir muhco, muchas gracias...
P.D. te agregue como un de los links en mi blog,, espero no te moleste...adios.
Blogger Charles Bull, at martes, octubre 16, 2007 3:04:00 p. m.  
Hola Aire,

Así es amiga, hay que irse recordando de vez en cuando para no 'perderse', ;)

Ponte wena!!
Besossssss.
________________

Hola Charles,

Sé bienvenido, :)
Me alegraste el dia cuando leí que te iba a ser útil, de eso se trata, ;)
Muchas gracias por el linky, :D

Saludos!
Blogger giroaj, at jueves, octubre 18, 2007 1:03:00 p. m.  

Añadir Comentario

Inicio

Suscríbete

Add to Google Reader or Homepage

Subscribe in Bloglines

Add to netvibes

Add to My AOL

Suscribe por email

FeedBurner

Suscribirse a
Entradas [Atom]